El lado verde y ecológico de Barcelona

El lado verde y ecológico de Barcelona

Ya hemos hablado muchísimo sobre las construcciones de la ciudad de Barcelona. La principal característica de sus estructuras es que son totalmente un arte arquitectónico del modernismo. Son construcciones y edificaciones muy antiguas que han sido muy cuidadas por los gobiernos. Pero, la Barcelona de hoy, también ha ido caminando hacia el futuro desde hace mucho tiempo con nuevas edificaciones del siglo XXI.

El EADA ecológico

Es así como esta ciudad ha entrado en la era de las construcciones ecológicas, verdes y sostenibles. Uno de los principales protagonistas que ha llevado este proyecto a cabo es Núñez i Navarro. Él se ha encargado de diseñar y rehabilitar por completo, la fachada integral que tiene la escuela de negocios EADA. Allí optimizó por completo su funcionalidad al edificio, con un diseño de sistema de eficiencia energética, a la misma vez ha creado una fachada de doble piel que su aspecto puede cambiar cada vez que recibe la luz solar.

Rehabilitación del EADA

Dentro de esta rehabilitación que ha hecho Núñez al EADA, el aspecto más importante es que lo ha adecuado a todas las necesidades actuales. Dentro del diseño se han hecho ciertas reubicaciones de cosas tan importantes como los ascensores y también las escaleras haciéndolas mucho más óptimas y con un cómodo acceso. También ha hecho una gran distribución de los espacios comunes y las aulas, que van alrededor del eje central. Sin duda alguna, lo más impactante de la rehabilitación y modernización de esta edificación ha sido su fachada de doble piel.

Esta fachada consiste en que tiene una piel interior como una especie de muro-cortina con un tipo de vidrio que es aislante de altas prestaciones térmicas y también acústicas y la piel exterior, la capa exterior cuenta con centenares de lamas de vidrio laminado que tienen cuatro tonos diferentes.

La parte ecológica y sostenible de este proyecto, se refleja directamente en la instalación de sistemas pasivos de aislamiento térmico y por supuesto también la protección solar que elimina la transmisión de los rayos ultravioletas. Otro cambio que se ha realizado es que se colocó un sistema de eficiencia energética para lograr el calentamiento del agua y también el acondicionamiento lumínico, térmico e higiénico.

Este edificio ha logrado ser convertido en un edifico inteligente, con una nueva distribución interna que le permite ser mucho más aprovechable y mucho más luminoso. La inteligencia de este edificio consiste en cómo aprovecha la luz solar. Además, su especial fachada que cambia de acuerdo a la luz solar gracias a su avanzado sistema. El EADA, es en Barcelona el último edificio al que se le ha rehabilitado para ser un edificio sostenible y ser de los que marcarán la diferencia para el futuro de Barcelona.

Si eres de las personas que quiere evitar el transporte público o la incomodidad de buscar un taxi, puedes contratar servicios de chofer aeropuerto Barcelona para realizar tu llegada a la ciudad.

El Centro Cívico y Espacio de Gente Mayor

Este Centro se encuentra ubicado en el barrio Baró de Viver. Este espacio ha logrado tener la distinción por su uso eficiente de la energía. Y a ser el primer edifico con el certificado LEED Platinum de Nueva Construcción de Cataluña y el primer Equipamiento Social de España.

Construcción de este edificio

Tiene unos 1.652 metros cuadrados creados para ser una casa para las personas muy mayores. Esta muy cerca a la Trinitat. Su edificación es prefabricada y fue construida en seco. Así que su eficiencia energética se desarrolló en plena construcción.

La característica más importante de este gran espacio es que tiene un consumo por debajo del 48% en comparación con el resto de edificaciones normales. Esto se debe a que a través de placas fotovoltaicas se genera gran cantidad de energía de la que se consume allí. Este es un sistema tan bien pensado, que no será necesario que el edificio tenga una refrigeración para las temporadas de verano. Pues, tiene un perfecto confort climático que se basa en la inercia térmica y ventilación.

Está muy bien planeado y diseñado. Pues tiene un 93% de espacios que tienen entrada de luz natural lo que hace que no sea necesario gastar en alumbrado. De igual manera sucede con el sistema de agua, pues puede ser aprovechada en un 100% gracias a que se utiliza para el riego del edificio y también para los sanitarios.

Luz Marina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *