El mejor mercado del mundo: La Boqueria

En Barcelona el arte está por todas partes, lugares todos llenos de mucha historia que pareciera que sus mismas paredes te la quieren contar a gritos. Pues, nada en esta ciudad se escapa de ello. Tan es así, que ni siquiera los mercados municipales están fuera de esta línea.

Puedes aprovechar de acercarte a comprar lo que necesites, tus alimentos frescos y frondosos, hasta mucho más que en ciertos supermercados de cadenas famosas. Además, que la atención la verdad es de primera calidad, personas muy atentas y que te explican todo a detalle, una tención así no lo encontrarás en otro lugar.

La principal característica de estos mercados municipales de Barcelona, es que son construcciones históricas, de tiempos que determinaron la vida de la ciudad. son muchos los mercados que existe aquí. Cualquiera al que decidas ir a visitar, podrás ver que solo sus fachadas. Cimborrios y pórticos están cargados de historia. Son muchas las preguntas que puedes hacerte, el por qué está ubicado en esa zona, por qué la forma de su construcción, pues, estas son preguntas que te responderemos hoy aquí.

Si lo deseas, para mayor comodidad puedes contratar a un chofer por horas. Si te lo puedes permitir, algunos de estos servicios mejoraran tu experiencia a la hora de visitar los mejores rincones de Barcelona.

La Boqueria

Este es un lugar único, conocido como el mejor mercado del mundo. diariamente es visitado por miles de turistas que desean conocerlo y hacer allí sus compras. Este mercado se llama el mercado de Sant Josep-La Boqueria. Es un espacio donde pueden mezclarse de forma perfecta la modernidad y la tradición, el exotismo se entremezcla perfecto con lo local. Este es un lugar que frecuentan a diario los ciudadanos que viven en Ciutat Vella, pues es su lugar de compras rutinarias.

Su historia

Nada más para que tengas una idea de la historia que tiene este mercado, su origen data del siglo XIII, cuando era un mercado ambulante justo en esa zona. Para aquel tiempo, los comerciantes venían de otras zonas fuera de la ciudad de Barcelona, quienes llegaban al lugar para vender sus productos a los habitantes. El auge de este mercado ambulante fue tal, que con el paso del tiempo iba acrecentándose la llegada de las personas para comprar, haciendo que fuese ineludible que este mercado se estabilizara en dicho lugar para la venta diaria de sus productos. Esta estabilidad del mercado en la zona, se dio en el año 1836, cuando fue el Ayuntamiento de la ciudad quien cedió los terrenos que era de un antiguo convento. Pero todavía para ese entonces, a pesar que ya tenían un espacio fijo para dicho mercado, no había una construcción que los protegiera, sino por el contrario eran completamente al aire libre, y debían colocar entoldados para poder protegerse de los climas.

Fue en el año 1913 que les fue construida toda la estructura del mercado, haciendo su fachada con total inspiración en las obras del reconocido Antonio Gaudí. Con esta misma estructura, ha llegado este mercado hasta nuestros días.

El mercado en la actualidad

Lo cierto, es que este es un mercado muy especial que, ha sabido aprovechar a la perfección, su estructura, fachada modernista y ubicación muy estratégica dentro de la ciudad y mezclarlo con las exóticas galerías gastronómicas y productos de gran calidad, pero a la misma vez ser un sencillo mercado donde todos puedan comprar. Tanto así que es una parada prácticamente obligatoria para todo el que quiera conocer a Barcelona.

Luz Marina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *