Historia de cómo se desarrolló el Eixample

Historia de cómo se desarrolló el Eixample

Sabemos que las ciudades se van formando poco a poco durante siglos desde que ha existido la civilización. Y cada ciudad tuvo su historia de desarrollo de forma diferente de acuerdo a las circunstancias políticas y sociales que tuvieron.

Este es el caso de la ciudad de Eixample. Pues esta ciudad era completamente diferente, era un páramo que estaba lleno de muchas tierras, cultivos y campos que formaban una frontera a lo largo de la Barcelona con murallas que la separaban de las villas Gràcia, Sant Andreu, Sants, Sarrià y San Martí de Provencals.

Era el siglo XIX, para aquellas épocas existía una ordenanza municipal, la cual tenía expresamente prohibido construir alguna edificación que estuviera a menos de unas 150 varas castellanas, medido desde las murallas, lo cual se refiere al alcance que tiene una bala de cañón. Esto era a manera de estrategia militar que tenía el gobierno de aquél entonces. Esta era una forma que tenían ellos para evitar y descubrir cualquier intento de asalto del ejército invasor contra la ciudad.

Si estás pensando en visitar la ciudad encontrarás toda la información sobre Turismo Barcelona en el enlace anterior.

Colapso de Barcelona entre muros

Esto sin duda al poco tiempo era ya una medida inaguantable para toda la población, pues conforme iban pasando los años era necesario más espacio por el crecimiento poblacional y la necesidad de más edificaciones. Era extremadamente limitado el territorio de Barcelona, pues por un lado limitaba con el mar y por el otro limitaba con las gigantes murallas. Esto solo llevó a que Barcelona tuviera que empezar a crecer hacia arriba, se comenzaron a hacer construcciones sobre otras que ya estaban construidas. Así fueron naciendo aquí los edificios. Era demasiado el espacio que estaba empezando a hacer falta y muchas las infraestructuras que necesitaban construir, todo esto llevó a que las condiciones de salubridad fueran de las peores.

El clamor de todos los ciudadanos crecía a medida que pasaba el tiempo para que hubiera una solución de emergencia ate la falta de espacio y la creciente exponencial de la población, pues para 1818 existían en Barcelona 83.000 ciudadanos. Para el año 1850 tenían a 187.000, haciendo que colapsara la ciudad dentro de los muros. En cambio, detrás de éstos estaban los territorios vacíos que podían ser utilizados para ampliarla ciudad.

Movimiento “¡Abajo las Murallas!”

“¡Abajo las Murallas!” este era el nombre del movimiento que surgió en el año 1841. Este movimiento aclaraba en unas memorias todas las grandes ventajas que le brindaría a la ciudad de Barcelona a toda su economía y su expansión territorial a lo ancho y no hacia arriba como estaba sucediendo derribando completamente las murallas. Pero fue a los 13 años siguientes que el gobierno decidió aprobar la demolición de las murallas que cercaban la ciudad de Barcelona. Pero esto fue a raíz de la presión que le ejerció la epidemia de cólera que prácticamente acabó con la ciudad en el año 1854.

Proyectos para iniciar su urbanismo

En el mismo decreto donde se estableció el derribo definitivo de las murallas, también se estableció un concurso municipal de muchos proyectos para crear los urbanismos de toda la zona que se iba a integrar a la ciudad que estaba fuera de los muros. Esta zona era una extensión amplia entre los ríos Llobregat y el río Bèsos. En ese concurso participaron varios arquitectos reconocidos, de los cuales el ganador fue Antonio Rovira Trias, aunque a pesar que había sido él el ganador, el gobierno decidió imponer el proyecto desarrollado por el ingeniero Ildefons Cerdà, el cual era un proyecto con un muy buen plan higienista y que permitía un crecimiento de construcciones casi ilimitado que lo lograba con un perfecto orden geométrico.

Luz Marina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *