La vida mediterránea de Barcelona

La vida mediterránea de Barcelona

Sabemos que Barcelona tiene una limitación muy especial. Pues, a su norte y sur limita con los espectaculares ríos Bèsos y Llobregat. y si nos vamos a sus otros límites, al oeste imita con la montaña Collserola.

Es por esta razón, que cuando se hizo toda la preparación de la ciudad para albergar los Juegos Olímpicos de 1992, solo tuvieron la opción de abrirse hacia el mar Mediterráneo. Y la verdad es que el espacio que realmente era viable para muchas de las construcciones y ampliaciones era la zona de la Barceloneta y también el famoso Parque de la Ciutadella hasta llegar al río Bèsos.

Si piensas viajar a Barcelona y quieres hacer una escapada a Madrid consulta en Turismo Madrid la información sobre esta ciudad.

Justo en esta zona, podíamos encontrarnos con muchísimas fábricas que estaban abandonadas y otras que simplemente no las estaban usando en los últimos años. Pues, esta era la zona industrial del Poblenou. Ahora, cerca de este punto, también se encontraba el barrio llamado el Somorrostro, allí se encontraban innumerables chabolas que habían sido levantadas por migrantes que se habían visto forzados a desplazarse hacia Barcelona en busca de buenas oportunidades de trabajo que habían surgido gracias a la Exposición Universal en el año 1888.

Inicio de su apertura hacia el mar

Lo primero que hay que dejar claro, es que la vida de la ciudad de Barcelona específicamente en estas zonas, cambió radicalmente hacia el avance y desarrollo a partir del año 1986. Pues inició desde ese entonces una inmensa transformación de la ciudad, tanto en lo urbanístico, como en lo turístico.

Fue de tanta envergadura este cambio que puede igualarse a los sucedidos con las Exposiciones de 1888 y 1929, además del plan Cerdà, las cuales generaron cambios tan grandes en toda la ciudad, que era imposible que pasaran desapercibidos. Pero, los cambios fueron principalmente en el litoral, por eso, no podemos decir que fue solamente el Barcelona´92 el proyecto que abrió a Barcelona al mar. Pues ya antes habían existido otros que no fueron tan ambiciosos como ese, pero que habían iniciado este camino.

 Nuevo barrio: la Vila Olímpica

La Vila Olímpica es un barrio que surgió gracias al Barcelona ´92 el cual fue el sello para abrir a la ciudad de Barcelona hacia el mar. Para aquel entonces, antes de esa fecha, este lugar esta repleto de chabolas, pues esto era parte de la zona industrial del Poblenou.

Fue un equipo de reconocidos y experimentados arquitectos, los que participaron en el diseño del barrio. Se trataba de Oriol Bohigas, Josep Martorell, Albert Puigdomènech y David Mackay, los cuales crearon su estilo cuadriculado de varias manzanas de casas, las cuales pueden verse en el Eixample. Ésta fue la residencia oficial para los atletas mientras duraron los Juegos Olímpicos.

La Vila Olímpica

La construcción de etse lugar hizo revivir a toda esta zona, que desde la historia era tomada como una zona pobre. Al ser construido este barrio allí, de inmediato cambió la percepción de las personas sobre el lugar. Pasó increíblemente de ser una zona pobre a ser un lugar de pura calidad, lleno de grandes avenidas y jardines que dan hacia el mar. Le dieron mucha vida a las playas Mar Bella, Bogatell y Nov Icària.

Al poco tiempo de haberse creado este espacio, pasó a ser una zona imprescindible para el esparcimiento, recreación y ocio de las personas. todo esto se dio gracias a que fue recuperado el Puerto Olímpico para realizar fiestas y reuniones, pues había en el lugar varios bares, restaurantes y otros espacios, que llaman mucho a las personas y también a los turistas.

A parte de esta zona, también fueron construidos varios edificios, dentro de los cuales esta el hotel Arts y también se encuentra la torre Mapfre la cual cuenta con 154 metros. Donde se encuentra el increíble y apreciado pez de Frank Gehry y también se encuentra el Maremàgnun. Todo esto aunado a la restauración del paseo marítimo de la ciudad.

Luz Marina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *