Una experiencia única y fascinante nos espera en las Islas Frisias al norte de Alemania

Una experiencia única y fascinante nos espera en las Islas Frisias al norte de Alemania

Durante la marea baja se puede caminar entre el mar de ellas en un recorrido de 8 a 10 kilómetros, son unos espacios encantadores, con gente encantadora. Son parajes con pocos habitantes, muy buenas para la meditación y el verdadero descanso.

Las Frisias Orientales son una de las tantas maravillas con la que Alemania fue dotada. Es un lugar de mucha tranquilidad pero de sorprendentes experiencias. Se ubican en el Mar del Norte entre Los Países Bajos y Dinamarca. Es un lugar, no muy conocido más allá de sus fronteras. Ellas poseen características muy singulares que las hacen ubicarse en la lista de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Islas Frisias
Un paseo en el lecho marino, en las Islas Frisias

Las características físicas de las Frisias

Un largo y extendido período de erosión que hace muchos siglos sufrió la costa hacia el interior de tierra firme, según, lo que los estudios arrojaron es que el sitio que era un desierto de arenales inmensos.  Entre las islas, las corrientes del mar son muy fuertes y su plataforma es poco profunda. Por este motivo durante la baja mar, ese espacio se extiende como un gran desierto que las conecta. Llevándose a cabo un fenómeno único en el mundo. Son espacios únicos de inigualable belleza en el mar

Son muy poco conocidas
Un conjunto de Islas Alemanas muy cerca de Dinamarca y los Países Bajos

En total son doce las islas Frisias Orientales, pero solo cinco son las accesibles de esta forma tan singular cuando baja la marea. Se pueden recorrer así: Partir desde el Puerto de Nessmersiel a las islas de Norderney y Baltrum. Desde Neuharlingersiel a Langeoog y por último des Harleseil a Spiekroog.

Pasear por las Frisias, es un verdadero deleite

Un espectáculo único
Las aves aprovechan la bajamar para deleitarse

Para llevar a cabo un paseo por el mar, es necesario disponer de cuatro o cinco horas, a veces se presenta alguna que otra dificultad en el recorrido pero nada de que asustarse. Muchos en mínimas condiciones físicas lo pueden llevar a cabo. Observar el ecosistema es una verdadera y sorprendente experiencia. Te pueden sorprender los moluscos que quedan a la vista, al igual que las algas concentrando pequeñas especies marinas que se convierten en manjar para las aves. Atrapados entre las rocas del lecho marino están trozos de maderas desde más de 10.000 años de una data atrás de la última era glacial, se estima que el lugar pudo haber sido un inmenso bosque. Hoy en día son Parques Nacionales de extraordinaria riqueza.

Para llegar a las Islas Frisias el recorrido es desde el continente hasta ellas en Ferris o cualquier otra embarcación. Te recomendamos volver a tierra firme en horas del atardecer para que pases navegando por donde anduviste caminando. Son espacios privilegiados por la naturaleza aprovechados por el hombre.

Ellas están dispuesta para muchos gustos

Las Frisias Occidentales
Es importante pasear con un guía para adecuarse a las costumbres de las islas

En un minucioso recorrido, conoceremos las características especiales de cada una de estas islas orientales. Empecemos con la más pequeña. Baltrum todos los desplazamientos allí se hacen a caballo o en carreta tiradas por caballos. Spiekroog, su característica física la integra un solo arenal compacto, cubierto casi en su totalidad por dunas, es un espacio muy, pero muy tranquilo, donde están prohibido los coches, incluso las bicicletas. Wangerooge, es la más hacia oriente, es una de las pequeñas y posee un paisaje de postal gracias a su Faro en el medio de esta. Langeoog, tiene una historia de corsarios y filibusteros. En ella se erige un monumento a la cantante Lale Andersen, quien inmortalizó a canción LILI MARLEN durante la II Guerra Mundial. Nordeney, tiene la singularidad de ser la más preciada como destino turístico, desde sus buenos tiempos surgieron edificaciones muy modernas al estilo Art Déco y Art Nouveau, es muy concurrida, por esa razón es la más bulliciosa. Un poco hacia el oeste está la Isla Juist, quien resguarda el único lago de agua dulce y por último Borkum quien ostenta ser la más grande y fue un Puerto Ballenero de relevancia.

Neuharlingersiel es un puerto muy pequeño dedicado a la pesca, su ambiente es muy cordial y de tradiciones firmes, sus casas pintorescas y muy de sus zona. Fue escenario de una serie muy famosa en Alemania.

Lo que no debes dejar de visitar

El Museo Buddelschiffmuseum, muy peculiar. Pues se encarga de coleccionar barco entre botellas de diferentes tamaños. Con trabajos son muy originales y delicados, es una fascinación ir hasta allá.

Para pasear en las islas es preciso un guía, para que puedas conocer algunas costumbres que te ayudaran a moverte en las islas, nuevamente es importante repasar que en algunas no permiten coches, y ponen malas caras a las bicicletas. Pero en otras si son aceptados. Para transportar un vehículo o bicicleta desde tierra firme, en los ferris debe pagar algo adicional. Atención que al hacer las caminatas deben hacerse con calzados muy cómodos.

Para quedarse a dormir, aconsejamos hacerlo en el centro Nordeney, en una joya del hospedaje del lugar es: Inselhotel König, favorito por siempre para los visitantes y turistas del lugar. Existen otras opciones para el hospedaje allí mismo, lo que debes saber es que el poblado cuenta con todos los servicios.

Mari

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *