Vila de Gràcia y Del Raspall . Hermosas plazas

Ya hemos ido conociendo poco a poco algunas de las Plazas que llenan al barrio de Gràcia. Todas por supuesto hermosas, con tanta historia que contarle a los jóvenes y a los turistas, y claro, también a los adultos para refrescarles la memoria.

En el día de hoy vamos a conocer 2 plaza: la Plaza Vila de Gràcia y Plaza Del Raspall. Estas plazas están ubicadas en diferentes puntos de la ciudad, las cuales puedes ir a conocer cuando quieras, ya que son espacios abiertos, libres y gratuitos para pasar el día en familia y amigos.

Vila de Gràcia

Su nombre surgió de una consulta ciudadana que decidió rebautizar esta plaza con ese nombre “Vila de Gràcia” la mayor razón de peso para escoger este nombre fue que en esta plaza funciona la sede principal del Ayuntamiento de la ciudad. Anteriormente esta plaza tuvo varios nombres, se llamó Plaza de Oriente, Plaza de la Constitución y Rius i Taulet.

Obviamente, al estar en dicha plaza la sede central del Ayuntamiento de la ciudad, es una de las plazas más concurridas, siendo el centro de las gestiones administrativas de los ciudadanos del lugar. Además, que es muy visitada al haber sido el lugar que escogieron para enaltecer y rendirle homenaje a su condición de antigua villa independiente.

La parte tan histórica de la plaza Vila de Gràcia

Dentro de esta plaza, tenemos también la sede municipal, la cual fue construida en la segunda mitad del siglo XIX, cuya construcción tiene un estilo modernista de Francesc Berenguer Mestres, el cual era un afamado arquitecto de la villa. El tener la construcción de esta sede, y muchos vestigios que siguen vivos todavía de esas épocas que le han dado mucha riqueza visual a la plaza, le ha permitido que sea parte del Inventario de Patrimonio Arquitectónico de Cataluña.

Ahora, hay una parte muy importante construida en esta plaza, que pudiera ser la más importante del lugar. Se trata de el Campanario de Gràcia, un recinto con una historia completamente gloriosa. Se encuentra ubicado en pleno centro de la Plaza. Fue construido entre el año 1862 y 1864, fue diseñada y creada por Antoni Rovira i Trias. Se trata de un torre alta con un reloj y también una campana, que se volvió una leyenda durante lo que se llamó la “Revuelta de las Quintas”, que fue el nombre que se le dio a la sublevación que tuvieron los habitantes de Gràcia en contra del alistamiento forzado que había impuesto el ejército español a la juventud de la época.

Durante la visita a las plazas de Barcelona puede que te entren unas ganas de comer y probar los mejores restaurantes donde comer en Barcelona y tú ¿quieres conocer algunos de los mejores restaurantes de la ciudad?

Plaza del Raspall

Lo primero que podemos decir que identifica a este lugar es la sangre gitana. Pues en esta parte, cercana a la plaza es donde a través de los años se fue concentrando una gran cantidad de comunidad gitana de toda Barcelona. Esta es una plaza totalmente llena de la riqueza cultural de los gitanos que fue dándose poco a poco hasta hacer un gran mestizaje entre sus tradiciones y ambientes en la actualidad. Son por lo menos tres siglos que tiene la comunidad gitana en la zona, volviéndose parte directa del lugar, de fuerte sentimiento nacional con el barrio. Siendo una comunidad completamente activa y la más significativa culturalmente en la ciudad.

Es en esta ciudad que se dio el nacimiento de la llamada rumba catalana, un estilo musical que se volvió parte del folklore de la zona con los años y que ha ido creciendo entre las generaciones. Fue aquí en la ciudad de Gràcia que se escucharon sus primeros acordes, esto se debe a que, en una calle muy cercana a la plaza, en la calle Fraternidad, en 1925 nació Antonio González, apodado “el pescadilla”, que junto a su compañero Peret fue el creador de todo un género musical histórico y mundial.

Luz Marina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *